Etiquetas

, , , , , , ,


griegos

El 30 de Junio próximo vence 1500 millones de Euros que deberá el gobierno de Grecia pagar al FMI.  Mientras tanto los acreedores exigen al gobierno de SIRIZA un plan sólido de ajustes y reformas a cambio de desbloquear el último tramo de 7200 millones de Euros.

La semana pasada se fugaron de los bancos helenos unos 4.000 millones de Euros; si el acuerdo no logra plasmarse, el gobierno de Tsipras se vería en la urgente necesidad de aplicar un control de capital para evitar las fugas de capitales.

Grecia comenzó a poner  en marcha a partir del 2010, recortes de gastos y alzas de impuestos sobre un total que representa alrededor de 30% del Producto Bruto Interno, según la Unión Europea. Tal magnitud es muy superior a las realizadas en otros países europeos golpeados por la crisis. El mismo, ha sido un factor importante en la pérdida de una cuarta parte de la producción económica de Grecia.

Exposición de la situación

El ministro de finanzas griego, Yanis Varoufakis, el 18 de Junio publicó en su blog y bajo el título de Propuestas de Grecia para poner fin a la crisis: Mi intervención en el Eurogrupo de hoy, la exposición de la propuesta del gobierno griego a sus homólogos europeos. En el mismo escrito, Varoufakis, realiza una descarnada descripción de la situación social, fiscal, económica y financiera apelando a la conmiseración de los acreedores hacia la desastrosa situación griega.

Promueve  una “salida” de reformas estructurales que “desarrollen el potencial de crecimiento”. Advierte, además, que los “meros recortes” sólo tendrán un efecto recesivo en el país griego. Se sinceró ante sus colegas europeos en su afán de “no pedir subsidio para el funcionamiento del estado, salarios, pensiones ni gasto públicos”. Reconoció que el estado griego “vive dentro de sus posibilidades”. Manifestó que “en los últimos cinco meses, incluso hemos logrado, a pesar del nulo acceso a los mercados y a los desembolsos, pagar a nuestros acreedores. Tenemos la intención de seguir haciéndolo”, enfatizó.

En esa exposición transcrita por el propio Ministro de finanzas heleno, da cuenta en números lo que ha expuesto, según nos relata:

  • El ajuste “brutal” del 20% del déficit estructural, logró convertir el sector fiscal en superávit. Por lo tanto desde entonces a la actualidad:
  • Los salarios cayeron un 37%, como consecuencia del plan de austeridad.

  • Del mismo modo, las pensiones se redujeron en más del 48%

  • El empleo, disminuyó un 30%

-El gasto de consumo se redujo un 33%

  • El déficit crónico por cuenta corriente de la nación griega se redujo en un 16% Por lo tanto, y según el propio Yanis Varoufakis, luego del 2008 adaptándose a las circunstancias; el gigantesco ajuste de entonces ha traído más problemas que soluciones. A saber:
  • El PBI agregado cayó un 27%, mientras que el PBI nominal, siguió su descenso al día de hoy, en 18 trimestre consecutivo.

  • El desempleo se disparó al 27%

  • La pobreza, el hambre y la privación de la energía han aumentado de modo tal, comparable a un estado de guerra.

  • La precariedad del empleo (trabajo no declarado), alcanzó el 34% de la población activa.

  • La inversión en capacidad productiva se ha evaporado.

  • Existe una fuerte emigración en masa de jóvenes profesionales en busca de mejor destino y futuro laboral.

  • Los bancos están trabajando bajo una morosidad que supera el 40% de la cartera de clientes. – La deuda pública ha superado el 180% del PBI. varoufakis finger Se refirió también,  a la determinación en volver a introducir la protección de los trabajadores asalariados a través de acuerdos de negociación colectiva. Interpeló a sus colegas sobre esta medida, reconociendo que la posición de izquierda de SIRIZA, no pondría en peligro la eficiencia. Añadió que,  “por ejemplo la difícil situación de los trabajadores jóvenes en varias cadenas de tiendas son despedidos cuando se acercan a su 24 años de edad; el empleador contrata a los trabajadores más jóvenes en su lugar para evitar pagarles el salario mínimo normal, que es menor para los empleados menores de 24 años. En este sentido, también señaló “el caso de los empleados contratados a tiempo parcial por 300 euros al mes,  trabajando a tiempo completo y bajo amenazas de despido si se quejan“. Sostuvo que, “sin negociación colectiva, estos abusos abundan con efectos negativos sobre la competencia (los empleadores decentes compiten en desventaja con aquellos sin escrúpulos), afectando  los fondos de pensiones y los ingresos públicos”.

  • Preguntó luego: “¿Alguien piensa en serio que la introducción de bien pensado la negociación colectiva, en colaboración con la OIT y la OCDE, constituye ‘reversión reforma “, un ejemplo de’ retroceso ‘?”

    Inmediatamente, volvió sobre el tema de las pensiones, diciendo que “se ha hablado mucho del hecho de que las partidas sobre las pensiones son más abultadas que en el pasado; tanto como el 16% del PIB. Pero considere esto: Las pensiones se han reducido en un 40% y el número de pensionistas es estable. Así, el gasto en pensiones se ha reducido, no aumentado. Ese 16% del PIB no se debe a un mayor gasto en pensiones pero, en cambio, a la dramática caída del PIB que trajo consigo una reducción igualmente dramático en contribuciones, debido a la caída en la tasa de empleo y el aumento de trabajo no declarado, por lo tanto,  hemos suspendido la reducción adicional de las pensiones que ya han perdido 40% de su valor de aquellos bienes y servicios que los jubilados necesitan, por ejemplo, las tasas sobre los productos farmacéuticos, apenas se han movido. Considere este hecho relativamente desconocido: Alrededor de 1 millón de familias sobreviven hoy en la exigua pensión de un abuelo o una abuela, que el resto de los miembros de la familia están en  paro en un país donde sólo el 9% de los desempleados no recibe subsidio por desempleo. El corte de algún número de pensiones; equivale a expulsar  familias a la calle.

    “Nuestra gran deuda pendiente debe abordarse con gran responsabilidad fiscal propia”, afirma el Ministro Varoufakis. Añade el responsable de la cartera económica que, “la misma (deuda) es tan abultada que impide la inversión y la recuperación en estos momentos.: 27 mil millones de bonos SMP en poder del BCE…”

    Lejos de las promesas electorales del actual gobierno, Varoufakis sostiene que no hay dudas que Grecia “necesita un ajuste” (plan de austeridad). Se pregunta si el mismo (ajuste) debe hacerse por “cantidad” o por “sobre qué tipo de recorte debiera realizarse”.

    En esas horas, donde el representante de economía griego intervenía en el Eurogrupo, la comisión parlamentaria griega constituida bajo el nombre de “Comité para la verdad sobre la Deuda pública”, emitió su informe en donde concluía: que la deuda contraída con la troika a sido ilegítima. “Todas las pruebas recogidas en este informe, nos muestra no sólo que Grecia no tiene capacidad de pago en sus “deudas”, si no que no debe  pagarse,  debido a que estas deudas contraída con la “troika” infringe directamente los derechos fundamentales de los ciudadanos griegos. Por lo tanto, hemos llegado a la conclusión que Grecia no deberá pagar esta deuda al ser ilegal, ilegítima y odiosa” ( leer ).

    El avasallamiento sobre las líneas rojas…

    Este fin de semana trabajaron febrilmente el gobierno de Tsipras para alcanzar a sus colegas, un “ajuste” a la negociación, sobrepasando las propias “líneas rojas” que el gobierno de Siriza se había opuesto a traspasar. Primero, acercándole la propuesta de recortar pensiones en dos años por 2.525 millones de Euros, a concretarse sobre un ajuste del 0,37% para este año y del 1,05% para el 2016. Sumó, para el beneplácito “troikiano”,  medidas como el retraso de la edad jubilatoria, endurecimiento al acceso de la jubilación anticipada y, el retiro de algunos subsidios a jubilados. También, la actitud conciliadora de Tsipras, condujo a presentar una suba del IVA, tanto en electricidad como en medicina, previendo un ingreso por tal de 680 millones de euros este año y de 1.360 millones de euros en próximo año. Los recortes de gastos en defensa por 200 millones de euros para el 2016, incluidos en ajustes anteriores. En las sociedades (empresas), planea el gobierno griego la elevación del IVA del 26% al 29%.

    Así ha  quedado expresado el abandono de la promesa electoral por parte de SIRIZA plasmado en El programa mínimo de Salónica .

    Hollande-Tsipras-Rajoy

    Hollande-Tsipras-Rajoy

    El economista, Jeffrey D. Sach, sostiene que la situación económica griega es sombría y comparable a la de Alemania en 1933. A su vez, advierte que el temor no pasa por un ascenso de “un Hitler griego”, si no por las “condiciones perniciosas” para la política y la sociedad europea en su conjunto, debido a  la creciente indigencia dentro del país heleno.

    Sach, advierte en su artículo “Final de juego”, que los “griegos no están jugando; están intentando sobrevivir” y,  por ello define la miopía  de la postura europea en términos como: “petulantes, ingenuos y fundamentalmente autodestructivos”. Reconoce que los políticos europeos han visualizado los sucesos en Grecia. Del mismo modo,  aclara que  estos no han sido sujetos pasivos al inicio de la crisis, viendo a los acreedores europeos de Grecia “como rechazaban el alivio de la deuda y cobraban tasas de interés punitiva sobre los fondos de rescate“. Con la intensificación del sufrimiento griego,  “los responsables de las políticas económicas presionaron a los bancos del sector privado y otros tenedores de bonos para dar por perdida la mayoría de sus reclamos”. Sin embargo, reconoce el economista en su análisis, que estos políticos no fueron más allá de lo que “creían tolerar su política nacional”.

    La crisis en carne y hueso

    El caso de Christos Lousis, un empresario de 53 años, cuyo negocio de instalación de ventanas tenía 26 empleados antes de la crisis. Los años de recesión lo han obligado a despedir trabajadores mientras sus ventas se habían reducido en casi 90%. Ahora lucha para pagar su hipoteca y los préstamos de su reducido negocio. Además es  padre de dos hijos, uno más de los que también teme que Grecia elimine la ley que protege a los propietarios de la toma de posesión de su vivienda por parte de los bancos, otra medida que los acreedores de Grecia impulsan para proteger la banca.

    “Nos van a convertir en asesinos”, dice Lousis. “Si vienen a apoderarse de mi casa estoy listo para arrancarle la cabeza a quien sea esté allí, y no soy el único que piensa de esta manera”, advierte.

    Nikos Athanasiou, de 62 años, cuenta que sus ingresos han disminuido a la mitad durante la crisis debido a los recortes de pensiones y los impuestos adicionales. No obstante, este taxista jubilado sostiene que la principal víctima es la generación de sus hijos. Uno de ellos gana apenas 400 euros al mes. El otro está desempleado y “se siente avergonzado cuando tiene que pedir 3 euros para tomar un café”, relata Athanasiou. “Mi hijo sigue siendo un hombre con energía, vitalidad, pero hay momentos en los que se lo ve tan deprimido”.

    Al igual que muchos jóvenes griegos, Alexandros Papaioannou, quiere irse del país tan pronto como haya juntado suficientes ahorros. El hombre de 31 años trabaja como camarero, pero el dinero le alcanza solamente  para el pago del alquiler y los servicios públicos. “No quiero tener que elegir entre ir al supermercado o pagar mis cuentas”, dice. “Esto me está volviendo loco”.

    Ha comenzado a oirse tambores de guerra dentro de la coalición gubernamental en oposición a probables medidas de recortes acordadas con la troika. También, algunas voces del electorado de Siriza comenzaron a templarse desenvainado sus sables. La impostura gubernamental puede atraer el vacío de poder y su posible ruptura.

    El gobierno del Primer Ministro Tsipras, deberá en muy breve lapso definir su postura claramente: o se está con el capital o con los trabajadores y el pueblo. No es tiempo de retórica; es  perentorio la aplicación de un programa superador a los mandatos insolentes del capital.

    Anuncios