Etiquetas

, , , , , ,


El primer ministro griego, Alexis Tsipras, dijo que, a pesar de las negociaciones muy difíciles,

El primer ministro griego, Alexis Tsipras, dijo que, a pesar de las negociaciones muy difíciles, “hacemos todo lo posible para mantener una Europa unida” / Crédito EFE

El periódico griego, kathimerini, sostiene que los acreedores habrían acordado los términos de las propuestas que les presentarían al responsable del gobierno griego, Tsipras. Luego de infructuosas negociaciones llevadas a cabo durante más de 4 meses, pretenden obtener una respuesta en breve tiempo.

Se ha difundido a través de un artículo publicado por periódico The Economist, que durante la reunión realizada en Berlin el lunes pasado por, la Presidenta alemana Merkel; el Presidente frances, Hollande; la Directora del FMI, Lagarde; Juncker y Draghi, darían unas series de “propuestas” al Presidente griego ,cuya base se debatió en el G-7 en Dresde, la semana pasada.

Según  fuentes de este periódico británico, afirman que el “acuerdo” podría tener poco margen de maniobra mientras el gobierno siga sosteniendo su compromiso electoral de evitar  la reducción de pensiones e implementar  una reforma laboral profunda. “Debieran también avanzar progresivamente el gobierno griego, sobre el superávit primario, que para el 2015 es del 1% del PBI llegando al 3,5% en el 2018, como condición de la propuesta que le harán llegar al responsable del gobierno heleno”, según indicó una de las fuentes.

Si bien, los acreedores acordaron una prórroga del programa griego durante varios meses, este necesitará liquidez de emergencia por parte del BCE, dándole tiempo para el procesamiento de un  tercer programa para septiembre u octubre, en la obtención de liquidez por más de 30.000 millones de Euros.

Según el economista citado como fuente por The Economist, “la mayoría de los acreedores creen que Grecia tiene dinero para pagar la cuota”.

La propuesta de los acreedores se presentará la semana antes de la fecha del vencimiento del pago al FMI. Tsipras, tendrá una semana para contestarles.

La encrucijada

Si el primer ministro llegase a aceptar las propuestas de los acreedores, la unidad de Syriza comenzaría a fracturarse. Ya, en estos días comenzaron a sonar alarmas y voces pidiendo a Tsipras su renunciar al cargo, en el caso de no llegar a un buen acuerdo beneficioso para Grecia. Llegado el momento, el gobierno se vería obligado a realizar un referéndum o, en última instancia, a nuevas elecciones. De darse este último contexto, los acreedores se sentirían aliviados pues creen que Alexis Tsipras, ganaría nuevamente; creando un gobierno de coalición y, rompiendo de este modo el “núcleo duro e intransigente”, que evita una “ventajosa negociación entre las partes”.

Curiosamente y en consonancia a lo expresado por el periódico,  un informe dirigido hacia especialistas económicos y escrito a principios de este año 2015, el economista jefe de Goldman Sachs, Huw Pill, sostuvo entonces que “mientras el país heleno lucha por pagar su deuda de 1.600 millones de euros este mes, se los convoca a los ciudadanos griegos a ‘tomar una decisión difícil’: o salir del euro o seguir con el plan de austeridad“. Por otra parte, sostuvo que la contradicción es “insalvable entre la plataforma por la que fue electo, de mantenerse dentro del euro sin ajuste fiscal, y la de negociar con los intereses prestamistas. Luego sostuvo que “”con la progresiva falta de liquidez, Grecia muy probablemente no será capaz de pagar sus obligaciones bajo estas condiciones, se verá obligado tarde o temprano (y posiblemente en forma rápida) declararse en quiebra técnica”. A la par comentó que, “si el gobierno agotó sus recursos en efectivo puede no ser capaz de pagar los salarios de los funcionarios públicos, por lo tanto,  “probablemente  cambie la dinámica de las negociaciones” y, frente a esta realidad, un nuevo mandato político y  un nuevo gobierno a través de un referéndum o nuevas elecciones pueden ser necesarios en el país”.

Según la interpretación que realiza el diario británico The Economist, todavía es prematuro hablar del porvenir político griego; habrá que saltar obstáculos para que esto sea posible…

Como se ve, el capital sigue teniendo lucidez e influencia  en temas  “soberanos”…

Anuncios