Etiquetas

, , , , ,


SYriza

En octubre de 1981, una transformación importante se produjo en la política griega. Fue la primera vez en la historia de Grecia que un partido socialista ganaba las elecciones y asumía el poder.

La victoria del Movimiento Socialista Panhelénico (PA.SO.K.) contra el partido conservador Nueva Democracia fue impulsado por el concepto de “cambio”. El líder del PASOK, Andreas Papandreu, prometió una nueva Grecia y una nueva sociedad griega; su principal promesa ha sido la de limpiar Grecia de décadas de gobiernos de derecha. 

pasok

En su retórica pre-electoral, Papandreou, habló abiertamente de sus ideas socialistas y de su intención de retirar a Grecia de la alianza con la OTAN y, finalmente, de la Unión Europea. Fundando una economía nacional basada en el modelo de la “propiedad social” de los medios de producción. Después de su elección, Papandreou se apresuró a tranquilizar a Bruselas y Washington afirmando que el país se mantendría en la CEE y la OTAN, renovando de inmediato el acuerdo con las bases militares de Estados Unidos. Un año después, Grecia se había convertido en su octavo miembro. La consigna del dirigente del PASOK, “Grecia pertenece a los griegos“, fue música para los oídos de todos los que insistieron en que las potencias extranjeras eran culpables de los problemas de Grecia.

Andreas Papandreou nunca concretó sus intenciones. Grecia se mantuvo en la OTAN y cosechó en esos tiempos la simpatía con fondos de la UE (Unión Europea).

Al igual que en aquellos tiempos, los dirigentes  de SYRIZA prometieron en su campaña electoral  a la sociedad  agobiada –  bajo las medidas de austeridad que se ejecutaban en el anterior gobierno-, recuperar tanto, los niveles salariales , como pensiones y subsidios a sus “niveles justos”. Además de hacer eje sobre la preponderancia de sostener y aumentar  los beneficios sociales para los más necesitados, como ser, “electricidad libre y reparto de alimentos”. Se comprometió a abolir el impuesto a la propiedad (ENFIA) y juró a poner fin a los “memorandos”. Exigió que la troika se preparasen para re-estructurar una porción importante de la deuda “en beneficio de la gente y, no de los Bancos”.

andreas papandreu

Andrea Papandreu

Lo mismo que hiciera el tristemente candidato George Papandreou en el pasado, ante la pregunta al candidato y dirigente de SYRiZA – en campaña electoral- sobre de  dónde obtendrían los fondos para todas estas medidas anunciadas, su respuesta lacónica, retumbó sospechosa en más de algunos añosos griegos : “No hay dinero”.

Philip Chrysopoulos, columnista del Greece Greek Reporter (GGR), sostiene que, del mismo modo que George Papandreou ganó las elecciones del 2009 en base a la estrategia de su padre (Andreas Papandreou),  al presentar a la oposición como el enemigo de la gente; actúan como los salvadores del pueblo, SYRIZA emplea la misma estrategia de polarización. 

El mismo columnista del GGR, agrega similitudes curiosas  entre el PASOK y SYRIZA: Las filas de SYRIZA están llenos de viejos ministros del PASOK, parlamentarios y sindicalistas. Sophia Sakorafa, Panayiotis Kouroublis, Dimitris Tsoukalas, Antonis Kotsakas, Alexis Mitropoulos, Theodora Tzakri son sólo los más destacados. Incluso la figura más emblemática de la izquierda griega, Manolis Glezos, fue una vez un PASOK MP. Esto significa que Alexis Tsipras tiene un montón de valiosos consejos a su disposición. Y los miembros anteriores del PASOK tienen mucho potencial para servir en un gabinete de gobierno.

Philip Chrysopoulos, termina afirmando- en un artículo escrito en octubre del año pasado-  una vez que el polvo de la elección se asiente, SYRIZA  llevará a cabo un acuerdo con el PASOK, la de volver a la vieja  política bipartidista.

Mandatario Griego: Alexis Tsipras

Mandatario Griego: Alexis Tsipras

Un interesante análisis que realiza el Profesor James Petras (*), en la extensa columna de edromos.gr, donde apunta sobre un tema nodal de la cuestión: la deuda “ilegal” griega.

Sostiene que las propuestas e intento moderado de SYRIZA se muevan en el marco de la UE modificado por la servidumbre gobiernos anteriores, rechazado por Alemania y los 27 maniquíes

Afirma varias conclusiones como que:

 SYRIZA, desde el principio de las negociaciones no ha cuestionado la legalidad de la deuda ni habló claramente del por qué es la clase trabajadora quien tendría que pagar por ello.

Argumentó que, la “deuda griega” no es en absoluto la deuda del pueblo griego. 

Acreedores institucionales y bancos europeos prestaron a sabiendas a sus oligarcas cleptocracia y banqueros en donde canalizar más dinero hacia cuentas suizas y bienes raíces caros en Londres y París, es decir, actividades sin ninguna perspectiva de crear ingresos genuinos cuyo fin fuese el de pagar la deuda.

 En otras palabras, la deuda en la mayor parte de la ilegal y abusiva impuesta a los griego.

SYRIZA ha suspendido temporalmente la privatización de la infraestructura básica: puertos, aeropuertos, energía y telecomunicaciones. Pero no han sido anulados o tiene la intención de revisar la privatización anterior. Para Bruselas la venta de sectores estratégicos rentables de la economía griega es una parte clave de la “reforma” de su orden del día, añade en el artículo.

El rechazo europeo de cualquier flexibilidad financiera o aceptación de incluso el compromiso mínimo es una decisión política: el objetivo es socavar la credibilidad de SYRIZA como el gobierno contra la austeridad, tanto a los ojos de sus partidarios en Grecia como aquellos potenciales imitadores en España , Italia, Portugal e Irlanda (Economista 17/02/15, p. 53).

merkel y Hollande

merkel y Hollande

Es contundente el profesor Petras sobre la realidad Griega a manos de SYRIZA y la UE:

La actitud de Bruselas hacia Grecia está determinada por la política de “dominación o la destrucción.”El “rescate” es un eufemismo para la transferencia de fondos de Grecia de nuevo a los especuladores mientras que los trabajadores griegos cargan con más y más deuda bajo una subordinación permanente. El “rescate” de Bruselas es un monitoreo hacia el país por parte de las instituciones imperialistas ya sea llamada troika o lo que sea.

Bruselas y Alemania no quieren que disidentes dentro de la UE llegasen a plantearles algunas concesiones menores, basta con permitir que el ministro de Finanzas Varoufakis, hablase de “victoria parcial” -un eufemismo para la humillación ilusoria-.

El acuerdo de “rescate” lo denominaran  Tsipras y Varoufakis, como “nuevo” y “diferente” o, alternativamente, como refugio “estratégico”. Los alemanes pueden permitir a Grecia un menor superávit presupuestario del 4,5% en el “tiempo” – pero eso simplemente si reducen los fondos disponibles para los incentivos en la re-activación de la economía conjuntamente con el desplazamiento sobre el aumento de las pensiones, el salario mínimo, por ejemplo-.

Las privatizaciones y otras reformas conservadoras no se cancelan, serán “re-negociados” todas ellas. El Estado mantendrá una participación minoritaria.

Las esperanzas del pueblo griego para el futuro pueden convertirse en ira. Sólo la presión masiva de la base puede revertir el declive de SYRIZA y los compromisos devastadores que asume el ministro de Finanzas Varoufakis. Si él no tiene ninguna apelación a la base del partido, fácilmente podrá ser expulsado por Tsipra, con la excusa de que ha firmado un compromiso sacrificando los intereses vitales de las personas, argumenta J. Petras.

Finaliza su artículo sosteniendo, que si la intransigencia de la UE a un acuerdo con Tsipras y SYRIZA (contra su voluntad), pueden verse obligados a abandonar su imperio euro y aceptar el reto de la formación de una nueva política seriamente radical  logrando forjar una economía sobre un país verdaderamente libre e independiente.

Una exitosa salida de Grecia de las garras del imperio comandado por Alemania y Bruselas, probablemente conduciría al desmantelamiento de la UE; otros estados esclavistas seguirían el ejemplo griego, al negarse a reconocerles a aquellos  “sus deudas” y pagos de amortización. Por lo tanto, el  sistema financiero global sufriría un gran sacudón … Grecia, podría volver a ser la “cuna de la democracia”.

———————————————————————————————–

(*) El profesor James Petras fue director del Centro de Estudios del Mediterráneo en Atenas (1981-1984) y se desempeñó como asesor del primer ministro Andreas Papandreou (1981-1984). Dimitió en protesta por la eliminación de los sindicalistas del PASOK, por decisión del presidente del Gobierno, por haber organizado una huelga general contra el “programa de estabilidad” del gobierno.

Anuncios