Etiquetas

, , , , , , , ,


coca-cola--575x323

Nos denominan “los espartanos”, dijo Mercedes, en conversación telefónica que mantuvimos con ella el domingo pasado, hallándose dentro del “campamento”. Es una de las trabajadoras afectada, que aguardaba nerviosamente el dictamen pautado para este lunes , por parte de la Audiencia Nacional. 

Son l 236 trabajadores de la fábrica de Coca-Cola Iberian Partners de Fuenlabrada los que fueron despedidos el pasado mes de abril. Desde entonces, han mantenido un conflicto con la empresa para intentar recuperar sus empleos. Esa batalla laboral la han llevado a los tribunales y también a organizar lo que denominan como (‘Campamento de la dignidad’) que mantienen a las puertas de la antigua fábrica  de Madrid. El objetivo del mismo, es observar y preservar su fuente laboral, evitando de este modo que la patronal no utilice la vieja táctica del  “vaciamiento de empresa” para justificar despidos.

El conflicto en verdad, comienza el 22 de Enero de este año, cuando la multinacional comunicó el cierre de la planta“,  sostuvo Mercedes. Continuó afirmando que “la intención de la empresa es fusionar las siete embotelladoras que funcionan en toda España, perjudicando aviesamente a la planta instalada en Madrid, siendo que esta representa el 52% de la producción de toda España y, por su capacidad de abastecimiento es considerada la segunda planta principal de Europa. Hasta ese momento, lCoca-Cola Iberian Partners, empleaba a 450.000 trabajadores en forma directa, obteniendo ganancias extraordinarias, motivo por el cual, no se entiende el motivo de la re-estructuración que quieren emplear“, sostuvo.

Mercedes, también denunció la tremenda “campaña de desprestigio sobre sus luchas desatada por parte de los grandes medios españoles”. No obstante ello,  reconoció que llegan diariamente, apoyos y solidaridad de parte de trabajadores españoles y de otros países, pronunciándose a favor de la causa que llevan adelante.

Campamento Coca Cola / Foto: Gema Delgado

Campamento Coca Cola / Foto: Gema Delgado

El limbo jurídico

Según la agencia de noticias EFE, los sindicatos esperan contar en diez días con la ejecución de sentencia que anula el ERE (Expediente  Regulación de Empleo), presentado por la firma Coca Cola Iberian Partners.

«Seguimos estando en un limbo jurídico. La gente está muy cansada y quiere una solución», subrayan algunos dirigentes

Según la nombrada agencia, la Audiencia Nacional, ha desestimado la demanda de USO por no estar acreditada la vulnerabilidad del derecho de libertad sindical de este sindicato, ya que al no realizar una demanda impugnando el despido de los trabajadores del embotellador de Coca-Cola “se cerró su presencia en el proceso”. Así figura en la sentencia que ha dictado la Sala de lo Social de la Audiencia Nacional en la que se indica que esta actuación del sindicato USO fue lo que imposibilitó tenerlo como parte en este proceso de negociación entre sindicatos y empresa en la negociación del ERE planteado.

La Audiencia Nacional ha citado hoy (Lunes 17/11) a los sindicatos y a Coca-Cola Iberian Partners, el embotellador único de Coca-Cola, para resolver sobre la ejecución provisional de la sentencia que declaraba nulo el expediente de regulación de empleo llevado a cabo por la compañía y que supuso el cierre de cuatro fábricas (Madrid, Asturias, Palma de Mallorca y Alicante). Según ha indicado el responsable de la secretaría de Acción de la Federación Agroalimentaria de CCOO, José Vicente Canet y el secretario del sector de alimentación, bebidas y tabaco de la Federación Estatal de Fitag UGT, Sebastián Serena, durante la sesión de hoy cada parte ha mantenido su posición. Tanto UGT como CCOO han solicitado una resolución de la ejecución de sentencia, que declaraba nulo el expediente de regulación presentado por la embotelladora.

Los sindicatos esperan contar con una resolución en el plazo de una semana a diez días. Sebastián Serena, ha recordado que los trabajadores esperan la sentencia con bastante preocupación en un conflicto en el que, además, se esperaba conseguir parar el expediente, “algo que no ha ocurrido y aunque tenemos sentencia que nos da la razón, la empresa aún no ha hecho nada”. “Seguimos estando en un limbo jurídico. La gente está muy cansada y quiere una solución“, recalcó.


Fuentes: EFE / Propias

Para ampliar información:

 

Anuncios