Etiquetas

,


hsbc

Jueces de varios países europeos estarían investigando a uno de los cinco principales bancos del mundo, el HSBC, por presunto fraude fiscal operadas a través de empresas “fantasmas” radicadas en paraísos fiscales.

La sospecha de los magistrados recae específicamente  sobre la filial del banco en Ginebra (Suiza), llamada HSBC Private Bank.

Hervé Falciani, antiguo empleado de la sucursal helvética e Ingeniero de Sistemas, habría aportado los archivos  informáticos de la filial, en donde demostraría de modo categórico el ofrecimiento por  parte de la entidad bancaria hacia sus clientes, de la creación de fideicomisos y/o empresas en paraísos fiscales como  las Islas Vírgenes Británicas y Panamá. con el objeto de “crear una pantalla” y de este modo proteger sus activos.

Según Le Parisien, una fuente cercana al caso  confesó al diario que, los jueces financieros de París están convencidos que la filial suiza del banco británico, se ha beneficiado con el sistema de evasión impositiva que “envuelve el flujo de caja” , logrando de este modo, que  miles de operadores financieros “blanqueen fondos de actividades ilícitas”. O sea, ” el banco le provee a sus clientes cuentas de empresas offshore, siendo el modo seguro de ocultar sus activos”.

El importe de la presunta evasión sigue siendo muy incierto, por el momento. A finales del año 2012, en una carta a sus colegas franceses, los magistrados españoles Juan José Rosa y Carmen Launa, revelaron que los archivos entregados por Falciani, les habían ayudado a desenmascarar a los defraudadores logrando de este modo la regularización de impuestos “más importante de la historia española”.

En el 2004 y de común acuerdo, la Unión Europea, aceptó el secreto bancario  Suizo; a cambio, este país se comprometió a retener el impuesto sobre los productos financieros para los residentes de la UE, de un 15% para el 2005 y un 35% para el 2011.

Es en este contexto, informa Le Parisien, a los clientes del HSBC de Private Bank se les “informaba”  sobre “alternativas no sujetas a impuestos”. Para ello, el banco cobraba un cargo de servicio, por la “creación de una empresa panameña”, de acuerdo al monto variaba desde los U$S 850 o U$S 3.000 al año.

Anuncios