Etiquetas

, ,


 “El indigenismo y la ecología  han pasado a ser “hipótesis de conflicto” para EEUU y “el Eje”.  Y la Ley antiterrorismo aprobada en Argentina, se halla en consonancia al servicio de dicho plan dirigido por  dicho  eje del poder perverso internacional” (Jorge Fernández Chiti)

Cuando comenzó la Bienal Latinoamericana de Cerámica Condorhuasi, en Santa María (Catamarca), año 2002, al inaugurarse, ante 650 asistentes, senadores y diputados provinciales, funcionarios, intendente, director de Incultura,  dijimos: “…cuando la minera se haya ido, dentro de 30 años… dejarán un enorme pozo con tóxicos espantosos, toda la zona  convertida en desierto, sin cultivos, sin agua potable… y cáncer por todas partes…”    El Intendente (pese a ser médico) no nos perdonó y nos crearon dificultades de todo tipo, solo por decir VERDADES.  Lo mismo el Concejo Deliberante, la iglesia, los hoteleros  (temerosos de perder turismo…).

 

 

Han pasado más de diez años desde entonces… y el tiempo nos ha dado la razón:  (Chiti no estaba loco…).   Ya entonces desde Belén a Santa María sólo veíamos tumoraciones, taras genéticas, leucemia y cáncer por todas partes.    Por la mañana… las explosiones a cielo abierto (prohibidas en todo el mundo civilizado) con su maléfica nube gris  lanzaban a 10 mil metros de altura (o algo más) partículas coloidales cancerígenas de vanadio, molibdeno, cadmio,  niobio… además de plomo, arsénico, mercurio, bario, fluoruros, tungsteno, uranio… los que son inhalados  (según desde donde provenga el viento) por la desprevenida población. Dichos tóxicos y cancerígenos pasan por el tracto respiratorio a la sangre y en lapso mayor o menor  ejercerán sus maléficos efectos, en forma implacable… Los explosivos utilizados (varias toneladas por día, incluso feriados) ejercen también enorme impacto, cuyos componentes son secretos y tienen posibles secuelas radiactivas (como en la “guerra del Golfo”, “Libia”, etc.: más gente inocente murió por la nube tóxica y el cáncer que por la guerra en sí).  Con las tremendas explosiones, también invaden el aire respirable partículas cancerígenas de amianto o asbesto, serpentinas, anfiboles y otros minerales fibrosos cuyas partículas miden micrones  (milésimas de milímetro) y se alojan en los alvéolos pulmonares de niños y adultos, causando reacciones alérgicas, asmatiformes, fibrosis y  cáncer.

Imagen

Estos venenos pasan desapercibidos por la población, al ser de partícula coloidal.  Además de inhalarse, se mezclan con el agua, la que mediante regadío contamina frutas y verduras, animales y toda la cadena alimentaria.  A todo ello se suma la succión del agua por las empresas mineras: el río Santa María, otrora una bendición del cielo, hoy es un arenal pues  sufre el desvío y absorción de sus aguas robadas mediante poderosas bombas por la minería criminal y perversa.  Las napas han descendido de nivel  en forma alarmante y sus aguas se tornan cada vez más tóxicas al concentrarse los venenos! Una vez trituradas muchas toneladas de roca cada día (varios miles), son reducidas a polvo, el que es tratado en enormes piletones mediante ácidos (clorhídrico, sulfúrico y otros) para separar cobre, plomo, etc.  Y con  sales de arsénico para  separar plata…  La perla del postre cadavérico es el cianuro, empleado para separar partículas coloidales de oro, que se llevan enmascarado en cientos de vagones a los puertos de Santa Fe y Rosario. En el proceso también se emplea plomo en forma de litargirio (de ahí la alta incidencia de este otro veneno que llega hasta Santiago del Estero y Córdoba), azufre, hidrocarburos (de allí la elevada acidez de las aguas de ríos y napas) y la desaparición de la fauna y flora en ríos y serranías. Los cultivos tradicionales están desapareciendo y los agricultores se hallan en quiebra.  Muchas otras sustancias minerales saquean las mineras, pero son secretas (empleadas para reactores nucleares, misilística, etc.). Nada de eso se dice, ya que se trata de secretos militares del eje USA-OTAN-Israel  (la derecha neofascista mundial, dueña de las empresas mineras que han causado enormes estragos en Nueva Guinea, Oceanía, África, toda Sudamérica… con la complicidad venal de los gobiernos locales).  Ahora han clavado sus infames garras sobre Argentina, con la complicidad de quienes nos están gobernando y engañando a la vez  (¿por qué creen que los legisladores se aumentaron su dieta hasta un 150%?  Es el precio de su silencio…..).

 

Perversos defensores de las mineras osan afirmar que el “cianuro no es tan peligroso…”, lo que es canallesco y vil.  Cianuros, cianatos, cianógeno, cianuro de hidrógeno, ácido cianhídrico, tiocianatos, se acomplejan en los piletones con otros elementos y ácidos  y forman inesperados compuestos  cancerígenos más estables e indetectables. Es posible que utilicen polímeros cianurados y nuevos químicos de última generación que escapan al análisis (que por otra parte no permiten hacer a terceros): de ahí que ahora afirmen que no  emplean cianuro tradicional… “porque” importan sustancias derivadas, con denominaciones de marca para despistar,  cuya verdadera composición química se oculta en connivencia con “reparticiones y universidades”, y  que transportan en enormes camiones o en trenes a los largo de la ruta 34 (ocupada prácticamente por las mineras), rutas cordilleranas, etc.  Quien esto escribe fotografió un enorme camión que portaba  la leyenda “explosivos”  (20 a 30 mil kg), y lo estacionaron a la puerta del hotel, donde descansaron los choferes toda una noche y media mañana, antes de subir a la mina, con el consiguiente peligro para la ciudad de San Juan.  ¿Se imaginan un accidente o atentado contra un transporte o tren que acarrea diez a veinte mil kg de dinamita?   Volaría casi media ciudad.  Ese riesgo lo corren todas las ciudades y pueblos por donde circulan esos explosivos, estaciones de servicios, vecinos.

 

 

No sólo Catamarca es la Provincia más saqueada y contaminada. Maestros de Abra Pampa (Jujuy) nos han mandado a analizar sus aguas y contenían PLOMO en cantidades pocas veces vista…  (los Municipios afirmaban que el agua era “potable…”).  En toda la Quebrada,  Tilcara, Jujuy… utilizan aguas cloacales (desechos de hoteles para gringos), y además contaminadas por explotaciones más o menos disimuladas de plata, oro, plomo, uranio, cromo, bario, y decenas de otros venenos.  San Juan es el “paraíso de las mineras”.  Las Universidades reciben subsidios para falsear análisis, lo mismo que en todas las provincias con minería, incluso Córdoba  (jefes de departamentos de minería y geología de Universidades son a la vez jefes de laboratorio de empresas mineras, o asesores); sin hablar del soborno a nivel “autoridades”. Ningún laboratorio se atreve a analizar aguas, o deben falsear los análisis para no sufrir represalias… En la ciudad de Córdoba existe una planta de tratamiento de uranio…que extraen de sus sierras vecinas (pero en sus festivales de pseudofolklore y castración mental se censura el tema: ¡qué triste y cobarde papel han hecho los más conocidos cantantes de folklore este año, salvo dos santos santiagueños que se atrevieron a hablar y no los llamarán más..!).  (No hablo más de San Juan por riesgo de la vida… ).  Santiago del Estero:  Las Termas, el lago y el río Dulce son cloacas y tanque de agua al mismo tiempo. Hay sospechosas “exploraciones” cerca de Sumampa.  En Córdoba, el lago San Roque es el  más contaminado del mundo (equivale a un “infierno hídrico”: tiene desde arsénico y plomo, hasta  nitrato de uranio…y todos los agrotóxicos mezclados). Y permiten bañarse en esas aguas cloacales… con engañosos affiches turísticos.

 

Lo mismo sucede con La Rioja: la resistencia de Famatina y Chilecito ha sido admirable… y es un ejemplo de cómo sólo la acción común ciudadana podrá salvarnos. Y de hasta qué punto la corrupción del Poder entrega y vende a los mismos habitantes que los votaron.   Salta, Tucumán, Mendoza, Neuquén, Río Negro (sospechosas muertes y asesinato de un gobernador con olor a cianuro…..) sufren las mismas atrocidades, al igual que las provincias del Sur patagónico  (cerro Vanguardia en Sta. Cruz y también en Perito Moreno, cerca del río Pinturas).  Han vendido nuestro país a las transnacionales del oro, niobio, germanio, y otros minerales estratégicos, que buscan afanosamente en Argentina. Los ingenuos creen que sólo buscan oro… Ni nos imaginamos los minerales estratégicos que se llevan, detrás de los cuales se halla el eje Usa-Otan y la Cía.  Están creando cuerpos armados de choque para acallar voces y apalear a honestos ciudadanos que defienden su tierra y modo de vida tradicional.   Sospechamos que la geopolítica y el plan internacional incluye el saqueo urgente y rápido de los recursos estratégicos y aguas de Argentina, y la eliminación física de sus ciudadanos de piel morena  (de ascendencia indígena).  El indigenismo y la ecología  han pasado a ser “hipótesis de conflicto” para EEUU y “el Eje”.  Y la Ley antiterrorismo aprobada en Argentina, se halla en consonancia al servicio de dicho plan dirigido por  dicho  eje del poder perverso internacional.

 images2

No hemos visto a Quebracho, ni a la FUA,  ni a la “izquierda lacaya” argentina, ni a los defensores de “derechos humanos”  ni en Chilecito, ni en Tinogasta, ni en Amaicha, ni en  Andalgalá, ni en Belén…ni en Famatina.  Ni a las más conocidas ONG ambientalistas.  Ni tampoco  los hemos visto en lucha contra las aguas putrefactas del Gran Buenos Aires, el Riachuelo, el Reconquista, el Delta, y de casi todo nuestro país cuyos balnearios veraniegos reciben sin tratar las deyecciones cloacales de millones de turistas que, sin saberlo, se bañan en aguas excrementicias arrojadas directamente al mar  (según de qué lado venga el viento… así serán más negras o más grises las aguas marinas…). De “eso” no se ocupan los “roqueros” de hoy…  (¡Hay Patria en pedazos… engañada y mutilada: cuánto me dueles!).  Hay arsénico en aguas de Colón y plomo en Gualeguaychú (E. Ríos), y decenas de agroquímicos y desechos venenosos a lo largo de todo el río Paraná y Uruguay, desde Misiones, Corrientes y E. Ríos, hasta San Pedro, Campana, Zárate… Buenos Aires.  “Prohibido bañarse en las aguas del Río de la Plata debido a su hipercontaminación”.

 

Esta mañana  he visto por TV la lucha de humildes habitantes de Tinogasta (Catamarca). Los palos, balas de goma, gases, mordidas  con perros…, recuerdan el peor genocidio  de épocas pasadas…  Fuerzas de seguridad pertrechadas para el combate, algunas mandadas desde Buenos Aires por el Poder cómplice, atacaron en forma cobarde a honestos ciudadanos que ejercían su derecho a defender sus tierras y aguas, su salud y aire, cultivos y familias!!!   ¿Adónde está la voz de la Iglesia?   ¿Y la del periodismo oficialista???   ¿No se avergüenzan los legisladores corruptos que aprobaron una ley “antiterrorista”  cuyo destino se sabía era “acallar a palos o con la cárcel”  a maestras, a  jóvenes y adultos, a quienes he visto apalear esta mañana por “grupos de tareas” que creíamos nunca más volverían a la Argentina a silenciar voces,  golpear a bastonazos, encarcelar a honestos ciudadanos, atacar vehículos de TN…y al periodista Julio Bazán (única voz que se atrevió a viajar a la zona). Y el “gran periodismo” dónde está?  Sangre de argentinos, inocente y pura, derramada por policías o cuerpos armados para  defender el capital  cipayo… Hombres y mujeres abofeteados, arrastrados y pateados en el suelo…Mujeres mordidas por canes…  ¿Adónde está la Justicia independiente? ¿Ningún juez se presentó para detener esa represión bárbara?   He visto a mujeres criollas en el suelo recibir patadas por el director de minería  (un rubio gordo de anteojos), en la ruta de Famatina… y no se lo ha denunciado penalmente…   ¿Esta es la “nueva Argentina” que votamos?   ¿Estamos a las puertas de una neocolonización y reemplazo étnico?

 

Nosotros hemos creado el   “Filtro cerámico Condorhuasi descontaminante de aguas” que precisamente hemos presentado en aquella memorable Bienal… pero también lo han prohibido, plagiado y silenciado… en vez de fabricarlo y distribuirlo a la población en talleres municipales o escuelas de cerámica  (cápsulas de acomodados políticos y lameculos del poder de turno… disfrazados de pseudoizquierda).    A los “ceramistas de arte” o de exposición, neocolonialistas culturales, que siempre han trabajado con la revista norteamericana de cerámica bajo el brazo… de donde han plagiado y copiado piezas y estilos desde hace décadas, y han deformado nuestra cerámica por 50 años  sometíendola a las modas  más ñoñas europeas o norteamericanas; al Kitsch cerámico; al horno de fibra cancerígena y al Ra-Kú para tontos y tilingas… ya sabemos que no podemos pedirles compromiso (nacieron y morirán capones, y necrofílicos: asesinaron a la cerámica nacional  neoindigenista  latinoamericana en ciernes;  al humilde horno ecológico y de llama).-

 

Disculpen, amigos, si esta mañana no pude contenerme.  Pueden hacer conmigo lo que quieran; pero no acallar mi voz…mientras viva.  Hasta la Victoria!    Jorge Fernández Chiti.                              10 de Febrero del 2012.-

…………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………

(*) Texto original Extraído del boletín informativo Condorhuasi

http://www.condorhuasi.org.ar/

 

Anuncios