Etiquetas

,


Image

La Sala Penal del Superior Tribunal de Justicia de Chubut, ha ordenado la realización de un nuevo juicio, de acuerdo a la estimación de que hubieron imperfecciones “de forma y fondo”, así como también, demasiadas pruebas de las que no fueron tenidas en cuenta sobre la investigación del asesinato del empresario “Cacho” Espinoza.

Recordemos que el homicidio de este empresario tuvo lugar en la localidad de Puerto Madryn, Pcia. del Chubut, en el año 2003, del que fueron inculpados como autores materiales:  Domingo “cura” Segundo, empresario de la pesca, muy próximo al gobierno y acusado de narcotráfico y,  Ademar Araujo, quien es acusado de haberle disparado al hombre dueño de la Pesquera San Isidro.

Según informa la agencia Opi ChubutDomingo “cura” Segundo, “fue formalmente acusado por la esposa de Espinosa Lorena Gabarrús, de haber sido el autor de los disparos contra su marido, estando ella a pocos metros de la escena”.

El Fiscal de Puerto Madryn, Daniel Báez, ratificó que existen elementos contundentes para vincular a Ademar Araujo con la muerte de Espinosa y también apuntó a que esté presente entre los acusados, Remigio Guevara, otro  fuertemente sospechado del incidente.

El 14 de julio del año 2011, en declaraciones al medio Periódico Tribuna de Periodistas , la entonces candidata Elisa Carrió, sostuvo que le contó “el propio Espinosa sobre el tema de la corrupción en torno a los permisos de pesca que manejan las empresas pesqueras. Es un negocio muy fuerte, que muchos quieren que no se conozca y que llevó a la muerte a este hombre”, finalizó la dirigente de la entonces Coalición Cívica.

En referencia al narcotráfico, Carrió, expresó de forma contundente “estar vinculado a la pesca”.

A raíz de su declaración en tribunales por entonces agregó: “…en el juicio por la muerte de (Rubén) “Cacho” Espinosa, aparecen involucrados funcionarios del kirchenrismo como Julio De Vido.

El portal Rawson Online (30/01/2009), sostuvo que :

El asesinato de Espinosa tiene la marca clásica de los crímenes “made in argentina”, es decir una trama inmediatamente posterior al suceso construida con fragmentos casi increíbles, a fuerza de ser o parecer tan casuales.

“En los alrededores del fiscal Báez se asegura que este magistrado siempre pensó en que debían explorarse otras pistas, además de la muy tentadora y vendible ante la opinión pública, que involucraba a empresarios poderosos y rozaba al ex – Presidente Néstor Kirchner, por su presunta vinculación con los propietarios de Conarpesa“.

También, este mismo portal refirió a declaraciones de entonces realizadas por una alto Jefe policial -que actuó horas después del fatídico hecho, del 30 de enero de 2003- ,quien sostuvo que “todos los elementos de la primeras horas de la investigación cerraban demasiado bien, casi como si alguien hubiera dejado las piezas de un rompecabezas que encajaban justo, era llamativo”.

Anuncios