Etiquetas

, , , , , ,


  • (La nota publicada en el diario de Zaragoza, El Libre Pensador el 14/11/2013)
Gobernador de La Pcia de Chubut, Martín Buzzi

Gobernador de La Pcia de Chubut, Martín Buzzi

La gestión del gobernador del Chubut, Martín Buzzi, comenzó su mandato como tragedia… en la actualidad, prosigue como parodia.

La derrota electoral estrepitosa  sufrida por el gobierno provincial este 27 de octubre pasado, a manos del ex Gobernador Das Neves, fue bajo el salvavidas de plomo del funcionario nacional y candidato, Norberto Yahuar. Este mismo, se presentaba ante el electorado, como el  “aval presidencial” que sostendría la segura avalancha de inversiones y fondos provenientes de Nación.

Tanto el Gobernador Buzzi, como el Vice-Gobernador Mac Carthy y el Ministro Nacional de Agricultura, Yahuar– por citar aquellos, actualmente más encumbrados dirigentes de gestión oficial nacional y provincial-, poseen el ADN típico del “movimiento”: el oportunismo. Es decir, sus comportamientos políticos e ideológicos son tan rectos, como “tronco e’ parra”, como dirían por estos lados de la región.

Aquella nefasta noche electoral,  cuando los resultados irreversibles daban cuenta de la derrota electoral catastrófica en Chubut del Frente Para la Victoria (FPV) , el candidato oficial (Yahuar), daba muestra de “pragmatismo” político afirmando que  en una provincia con un volumen de conflictos como tuvo Chubut, es muy difícil hacer políticaAñadió inmediatamente, fiel a la “lealtad moral” de la que alardean los referentes justicialistas, que el resultado comicial “hay responsables y lecturas que deberá hacer el Gobernador de la Provincia que tiene dos años más de mandato”...

Diría el mentor de estos dirigentes, Juan D. Perón, que el movimiento Justicialista  es tan amplio, que abarca a todas las posturas políticas nacionales…que se adecuen a la conciliación de clases, se entiende. De ahí sus “verdades” y la sentencia del mismo general: ” Dentro de la ley (capitalista), todo; fuera de la ley, nada”.

El cronómetro político medía en tiempo récord los “pases de facturas” entre “peronistas” mejores y peores; los “parias” de ayer y, los “leales” que hace segundos trocaban vertiginosamente. En ninguno de ellos hubo definiciones políticas claras sobre la lectura expresadas en las urnas.

La drástica decisión del gobernador Chubutense, en desbancar a todo el gabinete, vino como anillo al dedo a mas de uno que deseaba despegarse del timorato y vapuleado gobierno. También hubo algunos  -pocos en realidad-, que por defender a la gestión “Buzzista” hasta minutos antes de su propia destitución como funcionarios , quedaron virtualmente fuera de juego. Yahuar, declaró ante el cambio de la totalidad del gabinete, que toda su gente se iría con él, dando muestra clara sobre su cambio de rol ante el gobierno Provincial.

El Vice- Gobernador César Mac Carthy, golpeado también por los resultados electorales, intentó desde el principio bajar el tono y comenzar el despegue sobre Buzzi. En declaraciones a una radio local, Mac Carthy, con una frase de rigor dijo que “hay que acompañar al Gobernador con los errores y aciertos que pueda tener”, e inmediatamente agregó: “me siento corrido de escena para poder aportar mi granito de arena de no haber sido consultado”,  sobre las medidas inmediatas que Buzzi puso en práctica.

El gélido diálogo que sufrieron en todos estos años los intendentes de fuerte afiliación “Dasnevistas”, por parte de Buzzi y aliados del FPV, se había tornado en una incontenible olla en ebullición social sobre estos municipios.

La localidad de Comodoro Rivadavia, administrado por el intendente Nestor Di Pierro, aliado al FPV,  sufrió en pleno los conflictos sindicales mas agudos desde que asumió la administración municipal. Lejos de poseer cintura política para estos tipos de situaciones, el Intendente, con “apoyo” del Gobierno central de la Provincia, enardecía más a los manifestantes ante las faltas de respuestas a sus justos reclamos como: Petroleros, docentes, personal de salud, médicos y vecinos, fueron algunos de los miles que salieron a las rutas en forma escalonada y continua, solicitando soluciones a sus demandas. Sumado a todas estas manifestaciones, salió a luz la corrupción local y el nexo entre el tráfico de drogas bajo tutela de agentes policiales.

La inseguridad que padecen los sectores más vulnerables de la sociedad, pareciera provenir a consecuencia de turbios negociados, como ser:  trata de personas , empresarios contratista de vinculación con funcionarios oficiales sospechados de corrupción,  policías involucrados en comercio ilegal de drogas…

El gobierno Provincial, se haya con una escuálida disponibilidad monetaria para hacer frente a un desarrollo de la región.

A su vez, la alianza política con el Gobierno Nacional, logró aplazar todo reclamo de regalías adeudadas por parte de este a la provincia. 

El gobierno de Martín Buzzi, por estas horas, se lo percibe hundido en una profunda debilidad política. Los aliados Dasnevistas (en ese momento, opositores al gobierno nacional), quienes  habían ungido al propio Gobernador en el máximo cargo provincial, sintieron la “traición” de propio Buzzi, quién decidió inmediatamente pasarse con tropa y todo, al calor del gobierno nacional kirchnerista.

Inmediatamente después de la última derrota electoral, se desprendió de los referentes del FPV, sin tener estructura política propia, para sostener cualquier avance que desee. Para ello, deberá negociar arduamente cada paso, en cada lugar y en cada conflicto que apareciese, en su actual debilidad política.

Según “Opi Chubut”, Martín Buzzi pretendió impulsar un Decreto de Necesidad y Urgencia, para imponer de facto lo que no tiene ningún tipo de consenso social y ahora, tampoco, legislativo: la minería a cielo abierto.

Producto de los últimos datos electorales que ha dejado al gobierno provincial en terapia, la agencia mencionada agrega que, “(…)ha sido el propio gobierno nacional el que ordenó “esperar nuevos aires” para seguir con el proyecto adelante, convencido de que en algunos meses logrará revertir la opinión desfavorable que existe en Chubut contra la explotación minera a cielo abierto. Nadie cree que ello sea posible y por el contrario, aún los chubutenses como Norberto Yahuar, creen que se debe tomar debida distancia de este antipático proyecto, porque el costo político será muy grande, para aquellos que se queden en su provincia haciendo política, más aún cuando se advierte la declinación imparable del Kirchnerismo a nivel nacional”.

Por cierto, una situación incierta…

Anuncios